Inicio > Consejos de Seguridad > Cómo actuar ante un derrame de sustancias peligrosas: sigue este protocolo

Consejos de Seguridad

Cómo actuar ante un derrame de sustancias peligrosas: sigue este protocolo

Publicado el 26 de marzo de 2024

Share

En el ámbito empresarial es importante estar bien informado de los procedimientos para saber cómo actuar ante un derrame de sustancias peligrosas en caso de incidente inesperado. Poseer y aplicar un protocolo de respuesta permite mitigar los impactos negativos sobre las personas, el medio ambiente y los activos materiales. En situaciones de derrame, la rapidez en la actuación es clave, subrayando la necesidad de contar con un plan de acción bien definido que oriente las medidas a tomar en cada instante.

Los protocolos de actuación deben revisarse y actualizarse de manera periódica para intentar reducir y minimizar todo lo posible el impacto y los riesgos ocasionados sobre el medio ambiente

Cómo actuar ante un derrame de sustancias peligrosas: conoce el protocolo

Para actuar ante un derrame o fuga de una sustancia peligrosa, se deben seguir los siguientes pasos:

1. Evaluación inicial

En una evaluación inicial lo principal es identificar el origen del derrame. A continuación, habría que identificar el producto derramado. Para ello, deben consultarse las fichas de datos de seguridad (FDS) en las que obtendremos información detallada sobre la sustancia derramada. Una vez tiene lugar un caso de derrame, lo primero que debe hacerse es evaluar el riesgo y determinar el riesgo al que se enfrentan las personas, el medio ambiente y los medios materiales. Es importante actuar con rapidez y precisión.

2. Aviso y comunicación

Una vez evaluada la situación inicial del derrame, el siguiente paso crucial es el aviso y la comunicación efectiva del incidente. Esto implica alertar de inmediato a los responsables de seguridad en el lugar de trabajo y, si la situación lo requiere, a los servicios de emergencia locales, como bomberos, policía y servicios médicos.

3. Aislamiento del área

Se debe aislar la zona afectada y evitar el contacto directo con los productos derramados. Alertar del derrame a toda persona que se encuentre próxima al área evitando riesgos y exposiciones. Acordonar la zona o bien restringir el acceso a personas no autorizadas. De este modo, se establece un perímetro de seguridad que dependerá de la naturaleza del peligro de la sustancia derramada. Un aspecto importante a tener en cuenta es considerar la dirección de avance del derrame, ya que según el tipo de producto que se ha derramado puede dispersarse hacia otras zonas propagando el derrame y aumentando la superficie contaminada y los riesgos.

4. Equipamiento de protección personal (EPP)

Los equipos de protección personal tienen como función principal proteger diferentes partes del cuerpo, para evitar que un trabajador tenga contacto directo con factores de riesgo que puedan ocasionar una lesión o enfermedad.

En caso de derrame o vertido de productos químicos lo primero que se debe hacer es colocar los equipos de protección personal (EPP) adecuados. Estos pueden ser trajes protectores, máscaras de gas, guantes, según la sustancia derramada.

Es de vital importancia evitar en todo momento el contacto con el líquido derramado usando los equipos de protección individual adecuados. Si es necesario, consultar las FDS. Sin tener el equipo de protección adecuado, no debe abordarse el derrame.

5. Contención del derrame

El primer aspecto a tener en cuenta es que se debe intentar detener el derrame es su origen.  Una vez establecido el perímetro de seguridad se deben aplicar métodos para controlar y contener el derrame y evitar que se propague aún más. 

Prevenir la propagación de la sustancia contaminante usando material absorbente, y prestar atención si en las proximidades al vertido existen ríos o alguna arqueta, en cuyo caso habría que obturar.Se pueden utilizar barreras absorbentes, tubulares, etc. Absorbentes y cubetos dispone de una amplia gama de productos en caso de derrame de aceite.

6. Limpieza y descontaminación

Asegurarse que el derrame haya sido controlado y confinado correctamente.

Una vez el derrame ha sido contenido, se debe limpiar de manera segura y descontaminar la zona afectada. Recoger el material empleado en contener el derrame. Este material está considerado como residuo peligroso y debe ser correctamente gestionado como tal. De ahí la gran importancia de seguir los procedimientos según el tipo de sustancia derramada.

Protocolo derrame de sustancias peligrosas

7. Gestión de residuos

La correcta gestión de los residuos generados durante y después de un derrame de sustancias peligrosas es un aspecto clave para minimizar el impacto ambiental y cumplir con las regulaciones. Los materiales absorbentes utilizados en la contención, junto con cualquier otro residuo contaminado recogido durante la limpieza, deben clasificarse y tratarse como residuos peligrosos. Esto implica seguir procedimientos específicos para su almacenamiento seguro, transporte, y disposición final, de acuerdo con la normativa local e internacional en materia de residuos peligrosos. Es esencial documentar toda la cadena de custodia de estos residuos, desde su generación hasta su disposición final, incluyendo cualquier transferencia entre intermediarios. Las empresas deben asegurarse de trabajar con gestores de residuos autorizados que garanticen el tratamiento adecuado de estos materiales, evitando así la posibilidad de sanciones legales y contribuyendo a la protección del medio ambiente.

8. Reporte y documentación

La documentación detallada de un incidente de derrame es fundamental para la gestión de la respuesta y la prevención de futuros incidentes. Este proceso comienza con la recopilación de información en tiempo real durante el incidente, incluyendo fotografías, mediciones y testimonios, y continúa con la elaboración de un informe completo post-incidente. Este informe debe incluir una descripción detallada del evento, las acciones tomadas, los recursos utilizados, y cualquier dificultad encontrada. Además, es vital realizar un análisis de causa raíz para entender por qué ocurrió el derrame y cómo se puede prevenir en el futuro. Este documento debe ser accesible para la dirección de la empresa, los equipos de respuesta y, si es pertinente, las autoridades reguladoras. La transparencia y la precisión en este proceso son clave para mejorar las prácticas de seguridad y respuesta a emergencias.

9. Revisión y aprendizaje

Una vez controlado y documentado el incidente, el siguiente paso es analizarlo críticamente para extraer lecciones valiosas. Esta revisión debe ser exhaustiva, involucrando a todos los participantes en la respuesta al derrame, y debe enfocarse tanto en los aspectos que funcionaron bien como en aquellos que podrían mejorarse. Este análisis contribuirá a fortalecer el protocolo de respuesta a derrames, adaptándolo con nuevas estrategias, herramientas o procedimientos según sea necesario. Además, es crucial que estos aprendizajes se compartan con todo el personal relevante, a través de sesiones de formación, simulacros y actualizaciones en los manuales de procedimientos. Mantener un enfoque proactivo y una cultura de mejora continua es esencial para elevar los estándares de seguridad y eficacia en la gestión de incidentes con sustancias peligrosas.

Es importante disponer de un protocolo ya establecido y estar preparados e informados para, en caso de un derrame de una sustancia peligrosa, podamos responder de una manera rápida y eficaz. Los protocolos de actuación deben revisarse y actualizarse de manera periódica para intentar reducir y minimizar todo lo posible el impacto y los riesgos ocasionados sobre el medio ambiente, la seguridad de las personas y los bienes materiales. Para ello, una vez finalizada una situación de emergencia se analizan las causas para establecer nuevas acciones que eviten que vuelva a suceder.

logo-digitalizadores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

man-contact
Ir arriba