Inicio > Politicas De Seguridad > Guía completa sobre el etiquetado de residuos peligrosos

Politicas De Seguridad

Guía completa sobre el etiquetado de residuos peligrosos

Publicado el 21 de marzo de 2024

Share

En cualquier empresa, es crucial manejar con cuidado los productos químicos y residuos, especialmente los peligrosos, asegurándose de que estén bien envasados, identificados y etiquetados. Un correcto etiquetado de los residuos peligrosos es vital ya que proporciona información esencial sobre sus riesgos, origen y manejo, contribuyendo así no solo al cumplimiento normativo y a la prevención de sanciones, sino también a la seguridad y la protección ambiental. En este artículo abordaremos las prácticas correctas para etiquetar estos residuos, destacando la información clave necesaria para una gestión segura y conforme a la normativa vigente.

Los residuos peligrosos, tienen que estar correctamente etiquetados. Esto nos va a permitir  cumplir con la legislación vigente y evitar posibles sanciones

Guía para el etiquetado de residuos peligrosos

Actualmente el etiquetado de los residuos viene regulado por la Ley 7/2022 de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular, y en concreto en su Artículo 21. Obligaciones del productor inicial u otro poseedor relativas al almacenamiento, mezcla, envasado y etiquetado de residuos. Sin duda, el cumplimiento de estas obligaciones es un requisito básico para garantizar que los residuos peligrosos se almacenan y gestionan adecuadamente.

Tamaño de la etiqueta de residuos peligrosos

Lo primero de todo es que los recipientes o envases destinados a almacenar residuos peligrosos deben estar etiquetados de forma clara y visible, legible e indeleble y al menos en español.

La etiqueta, para cumplir con estos requisitos, debe tener unas dimensiones mínimas de 10 x 10 cm.

Contenido de una etiqueta de residuos peligrosos

1. Descripción del residuo

Para facilitar la gestión de los residuos, el productor inicial u otro poseedor de residuos, está obligado a identificarlos correctamente, antes de la entrega para su gestión. y en el caso de que sean residuos peligrosos, determinar sus características de peligrosidad.

Es por ello que el residuo tiene que estar clasificado con un código (CÓDIGO LER) de la Lista Europea de Residuos. Este código es un código numérico de 6 cifras, asociado a una descripción. 

En el caso concreto de los residuos peligrosos, los códigos LER asociados llevan un (*) para indicar de forma clara que tienen alguna indicación de peligro asociada.  Este código LER y su descripción debe aparecer claramente en la etiqueta.

Además es necesario indicar también en la etiqueta cuales son los peligros asociados (Códigos HP) que le otorgan a ese residuo la condición de Peligroso (: explosivo, comburente, inflamable, irritante, tóxico, …), y que nos avisarán de las medidas de prevención a tener en cuenta. 

Es muy importante que los códigos de identificación de los residuos estén correctamente aplicados, evitando así que se puedan mezclar residuos que no sean compatibles y den lugar a accidentes, o riesgos directos sobre las personas o el medioambiente. 

Consejos para el etiquetado de residuos peligrosos

2. La información de contacto del productor

Es necesario identificar quién es el productor de ese residuo. Para ello, en la etiqueta deben aparecer los siguientes datos:

    • Nombre del productor del residuo
    • El Número de Identificación Medioambiental (NIMA). Se trata de un código asignado por la Comunidad Autónoma para identificar a los centros /instalaciones de producción y de gestión de residuos. Este código NIMA está constituido por diez dígitos correspondiendo los dos primeros al código INE de la provincia y los ocho restantes son números asignados por la Comunidad Autónoma.
    • Dirección postal y electrónica
    • Teléfono de contacto del productor.

3. La fecha de envasado

El tiempo máximo de almacenamiento máximo de los residuos peligrosos es de 6 meses.

Estos plazos computan desde que se inicie el depósito del residuo en almacenamiento, por lo que es importante reflejar la fecha de inicio en la etiqueta. Esto quiere decir que desde el primer momento en que colocamos un residuo en un envase, el tiempo empieza a contar, y a los 6 meses, aunque ese envase no esté al 100% de su capacidad, tiene que gestionarse.

4. Los pictogramas de riesgo

En la etiqueta también tienen que recogerse de forma visual la naturaleza de los peligros que presentan. Es decir, tienen que aparecer los pictogramas de peligro, que serán los descritos en el Reglamento (CE) n.º 1272/2008 del Parlamento y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, comúnmente conocido como Reglamento CLP y que está basado en el Sistema Globalmente Armonizado de las Naciones Unidas (SGA de la ONU o GHS en inglés). Se utiliza en todo el mundo para identificar rápidamente los riesgos de los residuos peligrosos: explosivo, tóxico, irritante, inflamable, corrosivo…

Estos pictogramas son los siguientes:

pictogramas etiquetado residuos peligrosos

También es interesante incluir otros datos adicionales, como, por ejemplo, quién es el gestor del residuo y sus datos de contacto, o en el caso de residuos que sean considerados además como Mercancías Peligrosas (según el ADR) la información relativa al transporte (Nº ONU, Clase,..), o los kilos de residuo almacenados en el recipiente. Estos datos van a facilitar su posterior transporte y gestión.

A continuación, os mostramos un ejemplo de etiqueta:

ejemplo etiquetado residuos peligrosos

Por último, es importante destacar que la etiqueta deberá ser firmemente fijada sobre el envase, y deben retirarse si fuera necesario, las indicaciones o etiquetas anteriores, de forma que no lleven a error o desconocimiento del origen y contenido del envase en ninguna operación posterior del residuo.

En definitiva, los residuos peligrosos, tienen que estar correctamente etiquetados. Esto nos va a permitir no solo cumplir con la legislación vigente y evitar posibles sanciones, sino que un simple etiquetado nos va a minimizar riesgos personales y medioambientales, prevenir accidentes, facilitar el trabajo de los gestores, y concienciar a los propios trabajadores de los peligros a los que están expuestos 

logo-digitalizadores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

man-contact
Ir arriba