Inicio > Reciclaje > Impulsar el reciclaje en las empresas: consejos y estrategias

Reciclaje

Impulsar el reciclaje en las empresas: consejos y estrategias

Publicado el 25 de enero de 2024

Share

En un mundo donde la sostenibilidad ambiental y la responsabilidad social empresarial son cada vez más fundamentales, la necesidad de una gestión eficiente de residuos y el reciclaje empresas se ha convertido en un pilar clave. La Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular, ha sido un catalizador en este proceso, alentando a las empresas a implementar programas de reciclaje eficientes y sostenibles. En este post abordaremos estrategias prácticas para que las empresas puedan no solo cumplir con la ley, sino también liderar en la transición hacia una economía más circular y sostenible.

La aplicación de programas de gestión sostenible de los residuos de forma eficaz requiere de la implicación de la empresa en su conjunto

Cómo impulsar el reciclaje en las empresas: estrategias

La implementación exitosa de estrategias de reciclaje en las empresas comienza con su clara definición. Estas estrategias, fundamentales en la operativa empresarial, abarcan todo el flujo de actividades y se extienden a todos los departamentos, incluyendo ingeniería, compras, marketing, producción, logística, suministro y atención al cliente.

1. Análisis detallado de residuos 

Lo primero de todo es tener un análisis claro de los residuos que tiene la empresa. Es necesario hacer una valoración exhaustiva y tenerlos identificados y definidos , ver qué tipos de residuos (peligrosos o no peligrosos), qué volúmenes y ver dónde y por qué se generan.. A partir de ahí se podrán definir cuáles son los objetivos a alcanzar.

2. Creación de una política de reciclaje clara

Es necesario que desde la directiva de la empresa se fije una política de reciclaje clara y concisa, que recoja los objetivos que se desean alcanzar en este campo y los compromisos que va a asumir la organización para llegar a ellos. 

Estos objetivos tienen que estar bien definidos, ser realistas e involucrar a toda la empresa en su conjunto, contando incluso con proveedores y gestores de residuos. Se puede comenzar con objetivos sencillos y fáciles de alcanzar, e ir haciéndolos más ambiciosos una vez se vayan consiguiendo.

Además, será necesario que estos objetivos sean medibles y se puedan aplicar métodos de seguimiento para ver la evolución real de los mismos.

3. Formación del personal

De nada sirve establecer estrategias si no damos las herramientas adecuadas a aquellos que deben ayudar en el cumplimiento de los objetivos. Y la primera de ellas se basa en la formación del personal y su implicación directa en la gestión de los residuos.

Para ello se deben realizar acciones directas formativas con los trabajadores de todos los estamentos de la empresa, jornadas divulgativas, folletos educativos, cartelería, para que interioricen el concepto de generación y gestión de residuos desde su perspectiva, y se sientan involucrados y comprometidos con la política de gestión de residuos. Proponerles metas y darles motivación para conseguir un objetivo común ayudará al éxito de la estrategia. 

Razones para impulsar el reciclaje en empresas

4. Infraestructura adecuada

También es necesario dotar a la empresa de la infraestructura y de los medios materiales adecuados. La aplicación de estrategias de gestión eficientes de los residuos, parte de la implementación de sistemas de separación de residuos en origen o el uso de contenedores claramente identificados.

Será necesario fijar zonas de almacenamiento (puntos limpios) intermedios o finales, que sean accesibles, con contenedores bien señalizados en zonas clave.

En Absorbentes y Cubetos se disponen de contenedores en una amplia gama de volúmenes y colores para hacer el reciclaje y la recogida de residuos más sencilla e intuitiva. 

5. Incentivos y programas de recompensas

Como ya hemos comentado, la motivación es una de las bases para el éxito de una estrategia. Lograr la implicación del personal no se puede basar únicamente en dar formación y facilitar medios. Hay que fomentar que el trabajador, con su formación adecuada se motive en utilizar los medios que se les han facilitado. 

Para ello, aparte de apelar a la responsabilidad ambiental y profesional con la empresa, se pueden aplicar programas de recompensas e incentivos que les motiven a participar más activamente en los programas de reciclaje. Acceso a descuentos, premios, menciones o reconocimientos públicos, tanto a nivel individual como de departamento pueden ayudar.

6. Promoción de una cultura de sostenibilidad

Todo ello nos lleva a la necesidad de fomentar una cultura empresarial donde no solo se prime la economía tradicional, sino que priorice los conceptos de sostenibilidad y reciclaje, de forma que finalmente se llegue a alcanzar el objetivo de la denominada Economía circular.

De esta forma, se llegará a conseguir beneficios no solo a nivel empresarial, sino también sociales y medioambientales. Un buen programa que impulse el reciclaje en la empresa puede llegar a lograr la disminución de costes de producción y en consecuencia los precios de venta, una disminución del consumo de recursos ambientales, una disminución de los residuos generados con un resultado final, donde empresa, clientes, sociedad y medioambiente salen altamente beneficiados.

La aplicación de programas de gestión sostenible de los residuos de forma eficaz requiere de la implicación de la empresa en su conjunto. Desde la definición inicial de los objetivos hasta la gestión final del residuo por parte de un gestor requiere de diferentes estrategias, formación especializada e implementación de una infraestructura adecuada a las necesidades de cada organización. Y sobre todo de la participación y motivación de todo el personal, que son el motor principal de funcionamiento en cualquier empresa para lograr el éxito.

logo-digitalizadores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

man-contact
Ir arriba