Inicio > Reciclaje > Contenedores de reciclaje para empresas: tipos y usos

Reciclaje

Contenedores de reciclaje para empresas: tipos y usos

Publicado el 26 de octubre de 2023

Share

¿Sabías que los contenedores de reciclaje para empresas son piezas clave en el camino hacia un futuro más sostenible? Más allá de ser simples símbolos de compromiso ambiental, estos contenedores desempeñan un papel crucial en la reducción de residuos y la minimización del impacto medioambiental. A lo largo de este post exploraremos diferentes tipos de contenedores diseñados especialmente para empresas y sus variados usos.

En el reciclaje de residuos cada color representa una categoría específica, facilitando así la correcta separación de materiales

Tipos de contenedores de reciclaje para empresas

En el mercado existen diferentes tipos de contenedores plásticos interiores y exteriores para el reciclaje de residuos:

1. Contenedores de basura con tapa superior de dos ruedas

Estos contenedores versátiles, con capacidades de 120 o 240 litros, están diseñados para simplificar la recogida de residuos. Fabricados en polietileno de alta calidad, ofrecen una durabilidad y resistencia. Son ideales para uso en exteriores, con tapas diseñadas para evitar la retención del agua de lluvia. Existe la posibilidad de agregar un pedal hace que sean aún más convenientes y sanitarios. Además, están disponibles en una variedad de colores en el mercado para la fácil identificación de desechos.

2. Contenedores de basura con tapa superior de cuatro ruedas

Para empresas con mayores necesidades de almacenamiento de residuos, estos contenedores con capacidades de 800 o 1000 litros son ideales para llevar a cabo la gestión de residuos. Están fabricados en polietileno de alta calidad y son resistentes a las condiciones más severas. También están disponibles en varios colores.

3. Minicubos de basura

Si buscas soluciones para interiores, los minicubos de basura son una excelente elección. Con capacidades de 35 o 50 litros, cuentan con un pedal metálico resistente y una tapa que se cierra por su propio peso, garantizando la higiene. Están fabricados en polietileno de alta densidad, que es robusto y fácil de limpiar, y son ideales para el transporte gracias a su asa extensible.

4. Otros tipos de contenedores para empresas

Además de los contenedores de basura, también existen otras opciones, como las cajas para el reciclaje de baterías y pilas. Las cajas de baterías, con capacidades de 300 o 610 litros, son ideales para el transporte de baterías usadas, mientras que las cajas de pilas, con capacidad de 7 litros, están diseñadas específicamente para la recogida selectiva de pilas.

Colores de los contenedores de reciclaje para empresas

Los cinco colores distintivos de los contenedores de basura para reciclaje disponibles en Absorbentes y Cubetos tienen una correlación directa con la clasificación de los principales residuos en España. Cada color representa una categoría específica, facilitando así la correcta separación de materiales y el fomento del reciclaje:

  • Contenedor amarillo: este color alberga botellas y envases de plástico, así como envases metálicos como latas, bandejas de aluminio y aerosoles, entre otros. 
  • Contenedor azul: reservado exclusivamente para envases de cartón y papel, el contenedor azul desempeña un papel crucial en la reutilización de estos materiales y en la preservación de los bosques al reducir la necesidad de fabricar papel a partir de pulpa de madera fresca.
  • Contenedor verde: los recipientes de vidrio encuentran su lugar en el contenedor verde. Esta separación ayuda a reciclar vidrio de manera eficiente, disminuyendo la energía requerida para producir nuevos envases y reduciendo la extracción de materias primas.
  • Contenedor marrón: destinado a los restos orgánicos, el contenedor marrón promueve la compostación y la creación de abono orgánico. Esta práctica sostenible cierra el ciclo de vida de los residuos orgánicos y beneficia tanto a los suelos como a la calidad de vida de las comunidades locales.
  • Contenedor gris: para aquellos residuos que no pueden ser reciclados, el contenedor gris ofrece una solución de disposición adecuada. Aunque no se reciclan, estos residuos aún deben gestionarse de manera responsable para minimizar su impacto ambiental.

Guía de contenedores de reciclaje para empresas

Beneficios de usar contenedores de reciclaje en las organizaciones

Reciclar en las organizaciones conlleva una serie de beneficios significativos para el medio ambiente y la sociedad:

  1. Reducción del gasto de energía: el reciclaje ahorra una cantidad significativa de energía en comparación con la producción de materiales a partir de materias primas. Estos ahorros se traducen en un menor consumo de recursos no renovables y  una menor huella de carbono, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático y  la conservación de los recursos naturales.
  2. Prolongación del ciclo de vida de las materias primas: el reciclaje permite que los materiales tengan una segunda vida, reduciendo así significativamente la necesidad de extraer recursos naturales de la tierra. Esto no sólo preserva ecosistemas valiosos  sino que también previene la degradación ambiental, preservando así la biodiversidad y los paisajes naturales.
  3. Optimización en el consumo de agua: la fabricación a partir de materiales reciclados suele requerir menos agua que la fabricación a partir de materias primas nuevas. Esto es especialmente relevante en áreas donde la escasez de agua es un problema grave. El reciclaje ayuda a conservar este recurso esencial y proteger los ecosistemas acuáticos.
  4. Disminución de la contaminación: el reciclaje reduce significativamente la contaminación ambiental al disminuir la necesidad de procesos industriales intensivos que liberan contaminantes al aire y al agua. Además, al reciclar se evita la acumulación de residuos en los vertederos,  que pueden contaminar el suelo y perjudicar la salud pública. Reducir la contaminación conduce a entornos más saludables para las comunidades locales y a un aire más limpio para todos.
  5. Generación de empleo: la gestión de residuos y el reciclaje no sólo benefician al medio ambiente sino que también impulsan la economía y crean empleos. La industria del reciclaje requiere trabajadores en diferentes etapas, desde la recolección y clasificación hasta el procesamiento y  venta de materiales reciclados. Estos empleos no sólo constituyen una fuente de ingresos para las personas sino que también fortalecen las economías locales y regionales.

Cómo aplicar un plan de reciclaje en la empresa

Para implementar una gestión adecuada de los residuos en una organización y promover una cultura de sostenibilidad, es esencial seguir estos pasos clave:

  1. Identificar y cuantificar los residuos: El primer paso es conocer a fondo los tipos y las cantidades de residuos que se generan en la organización. Esto implica llevar a cabo un análisis exhaustivo de los flujos de residuos para comprender mejor las áreas donde se pueden hacer mejoras y reducciones significativas.
  2. Definir las necesidades de recogida: una vez identificados los residuos, es importante determinar cómo se recogerán y transportarán de forma eficaz. Esto incluye elegir el contenedor adecuado, la frecuencia de  recogida y elegir una empresa de gestión de residuos fiable para su transporte y eliminación. Además, es fundamental establecer un destino final responsable y respetuoso con el medio ambiente para estos materiales.
  3. Minimizar la generación de residuos: además de una gestión eficaz de los residuos, es importante tomar medidas proactivas para reducir la cantidad de residuos generados. Esto implica evaluar los procesos y prácticas actuales para identificar oportunidades de mejora, como reducir envases innecesarios, reutilizar materiales y adoptar prácticas de consumo sostenibles.
  4. Utilizar contenedores adecuados: la elección de  contenedores de reciclaje es fundamental para una gestión eficaz de los residuos. La selección de contenedores aprobados y ubicados estratégicamente facilitará la adecuada segregación y  almacenamiento  de  residuos, fomentando así la participación activa de los empleados en el proceso de reciclaje.
  5. Educación y concienciación: además de los pasos anteriores, es importante educar y concienciar a los empleados sobre la importancia del reciclaje y la buena gestión  de residuos. Se pueden implementar programas de capacitación y comunicación para involucrar a todos los empleados en la iniciativa de reciclaje de la empresa, promoviendo así una cultura de sostenibilidad.
  6. Evaluación y mejora continua: un plan de reciclaje eficaz no está escrito en piedra, sino que evolucionará con el tiempo. Es importante establecer sistemas de seguimiento y medición para evaluar el progreso y realizar los ajustes necesarios para maximizar la eficiencia y los beneficios económicos y ambientales.

En resumen, los contenedores de reciclaje para empresas desempeñan un papel esencial en la construcción de un futuro sostenible. Al adoptar estas soluciones y seguir un plan de reciclaje efectivo, las organizaciones pueden marcar la diferencia en la preservación del medio ambiente y en la creación de un mundo más limpio y saludable para las generaciones futuras. ¡Únete a la causa del reciclaje y contribuye al cambio positivo que nuestro planeta necesita!

logo-digitalizadores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

man-contact
Ir arriba